One Air Pictures en Antena 3

Antena 3 visitó nuestras instalaciones para conocer de primera mano la labor que estamos realizando en la formación y colaboración con los cuerpos de emergencias.

Drones umbilicales.

Los drones tienen la gran ventaja de elevar cualquier equipo a grandes alturas y mantenerlas estabilizadas. Por supuesto el tiempo es limitado debido a las baterías. Cuando no es necesario que el dron se desplace en exceso horizontalmente y lo que se requiere es ganar altura como si de una grúa se tratara, es donde entran en juego los sistemas umbilicales.

La empresa Aerones desarrolla drones de este tipo y ofrece soluciones para limpieza, anitihielo y revestimiento de aerogeneradores, también para sistemas de limpieza de edificios y sistemas antincendios.

Un sistema umbilical debe tener al menos una linea de energía para poder alimentar de manera indefinida al dron. Un dron cuya función sea por ejemplo la captación de imágenes, sería la única linea que necesitaría. Si el cometido del dron es la de lanzar cualquier tipo de producto, requerirá una segunda línea por la que se bombeará el producto. Estos sistemas contemplan varios problemas de importancia que solventar. El primero es ser capaces de contrarrestar el impulso que provoca el chorro. El segundo es el peso de todo el liquido y el propio tubo que aumenta cada vez que se necesita subir a más altura. Sin contar con que la bomba necesaria para impulsar liquido a cientos de metros no es cualquier cosa.

Drones equilibristas.

De la mano de Markus Hehn y Raffaello D’Andrea os traemos este vídeo que demuestra ciertas características muy importantes de los multicopteros disponibles hoy en día.

Una de las cualidades clave de un multicoptero, es su capacidad para modificar a gran velocidad la rotación de las hélices. Esa característica la otorga el uso de motores eléctricos, que son mecánicamente muy simples, y evitan inercias para alcanzar las revoluciones deseadas, como ocurre en los motores de explosión. En cuyo caso hay que recurrir a soluciones como el paso variable para dar inmediatez. Lo podemos encontrar en los helicópteros convencionales sumando mayor complejidad al sistema.

Esta rapidez de reacción de cada motor independiente, implica modificar de forma conjunta la dirección del impulso que el dron requiere en cada momento. La primera utilidad es poder controlar el equipo con un tiempo de reacción muy rápido. Haciendo uso del piloto automático, también será capaz de contrarrestar el efecto del viento, en gran medida, cuando se opera.

En el vídeo de cabecera se puede observar como el dron no solo mantiene su propio equilibrio sin problemas, sino que es capaz de mantener en posición vertical un péndulo invertido sin grandes dificultades. El tiempo de reacción para poder realizar estos movimiento es de varias miles de correcciones por segundo.

Vuelo eléctrico personal. Infinitas posibilidades.

De la mano de Opener os presentamos el BlackFly. Es un ejemplo perfecto de las posibilidades que conlleva poder poner motores donde quieras, la alimentación de esos motores donde quieras y que tengas libertad casi absoluta en el diseño de la aeronave.

Por supuesto, estas libertades las ofrece el motor eléctrico pequeño y sencillo y las baterías que pueden estar a cualquier distancia y posición respecto al motor.

Los «pequeños» drones que han invadido tantos sectores profesionales en los últimos años han demostrado que el vuelo eléctrico no solo es una opción, sino que es la única opción en muchas soluciones para aeronaves.

El BlackFly es un concepto de aeronave realmente fascinante. Permite el despegue vertical pero dispone de sustentación en el vuelo horizontal gracias a sus «alas» sin requerir un pesado mecanismo que modifique su posición, que es fija.

Sistema redundantes para solventar el fallo de algún motor y paracaídas balístico, reduce las posibilidades de un accidente grave.

El gran pero como en todo vehículo eléctrico es la duración de las baterías que no le permite más que recorrer unos 50km. Pero es un solo gran pero. El vehículo tiene un diseño original, compacto y fiable. Para las baterías tienen a un ejercito de ingenieros que en todo el mundo buscan mejorar la duración de nuestros teléfonos móviles y los coches eléctricos. No hay ninguna duda de que la mejora va a ser muy notable en los próximos años. Estamos viviendo en directo un cambio radical en el transporte.

Ya quisiera el Duende Verde. Skate volador

Se siguen dando pasos «gigantes» en hacer cosas «diminutas». La miniaturización  de componentes electrónicos como procesadores y cámaras, es acompañado de todo tipo de equipos como sensores para estabilización o turbinas que caben en una mano.

Estamos asistiendo al desarrollo de medios de transporte que rompen radicalmente el Status Quo que hemos vivido durante décadas. Ya sea por los patinetes eléctricos que inundan las ciudades o ya sea por este Skate volador, sin duda son buenos tiempos para dar rienda suelta a la creatividad. ¿Quien dijo que estaba todo inventado?

De la mano de Zapata y su Flyboard Air (https://zapata.com/air-products/flyboardair) empezamos a rascar las posibilidades. Aparte del valor necesario para subirse a un aparato así. La realidad es que es funcional y por supuesto espectacular.

¿Con este viento podrá volar el dron?

Que mejor manera para saber hasta donde podemos llegar volando un dron de forma segura, que haciéndolo en situaciones realmente extremas.

Gracias a este vídeo, sabemos que un phantom 4 es muy capaz de enfrentarse al viento e incluso la lluvia sin perder el control.

Suponemos que cuando lo lanzaron a volar tenían claro que podrían no volver a verlo. A cambio de este riesgo, nos han dejado una gran demostración de sus capacidades, así como unas imágenes impresionantes.

¿Quién es el mejor piloto del vídeo…? El del dron, por supuesto.

De la mano de un conocido piloto de carreras de drones, os traemos este vídeo que más de uno tendrá que ver dos veces para creer que no se trata de unas tomas “imposibles” sacadas de un videojuego de carreras.

Es la mejor demostración del potencial de los drones y su agilidad inigualable y nunca vista por ninguna aeronave que hayamos conocido. Su relación peso-potencia junto con unos sistemas asistidos de estabilización que mantienen la posición deseada independientemente de inercias y cargas aerodinámicas, permiten realizar vuelos hasta hace bien poco imposibles. Por supuesto, la destreza del piloto está fuera de duda.

Consideramos este vídeo la mejor muestra actual de la relevancia del pilotaje profesional de drones para multitud de tareas actuales y que aún están por llegar.

Más de 1200 drones volando al mismo tiempo: el vídeo del espectáculo de luces de los Juegos Olímpicos de Invierno

Intel lo ha vuelto a hacer. Apenas unas semanas después de demostrar en el CES que sus drones volando sincronizados eran todo un espectáculo, o el acompañamiento a Lady Gaga en su show de la Super Bowl, la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 ha supuesto un nuevo récord de vuelo de drones en un evento de este tipo.

La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 que se celebró ayer en la ciudad de Pyeongchang incluyó un momento muy espectacular: el vuelo de 1218 drones en perfecta sincronía y que dibujó sobre el cielo, entre otras figuras, los clásicos anillos olímpicos. Y cómo no, hay vídeo del momento concreto.

Salto base desde un dron. Más y más deportes encuentran en estas aeronaves una forma de ir más allá.

Si lo tuyo es la adrenalina y saltar al vacío es lo tuyo, ya no necesitas buscar un rascacielos, subirte en avioneta o jugártela en un acantilado.

Porque no te sujetas a un dron y subes lo que quieras y donde quieras…

Esta es la apuesta que este equipo esta probando con su prototipo. Un desarrollo lleno de posibilidades. Un equipo que te permite subir para hacer un salto base, también te permitiría bajar de un edificio ardiendo o ser rescatado de una montaña inaccesible.

Fuente vídeo vía Discovery Canada

© Copyright – One Air Pictures