Drones equilibristas

No es magia, es física.

De la mano de Markus Hehn y Raffaello D’Andrea os traemos este vídeo que demuestra ciertas características muy importantes de los multicopteros disponibles hoy en día.

Una de las cualidades clave de un multicoptero, es su capacidad para modificar a gran velocidad la rotación de las hélices. Esa característica la otorga el uso de motores eléctricos, que son mecánicamente muy simples, y evitan inercias para alcanzar las revoluciones deseadas, como ocurre en los motores de explosión. En cuyo caso hay que recurrir a soluciones como el paso variable para dar inmediatez. Lo podemos encontrar en los helicópteros convencionales sumando mayor complejidad al sistema.

Esta rapidez de reacción de cada motor independiente, implica modificar de forma conjunta la dirección del impulso que el dron requiere en cada momento. La primera utilidad es poder controlar el equipo con un tiempo de reacción muy rápido. Haciendo uso del piloto automático, también será capaz de contrarrestar el efecto del viento, en gran medida, cuando se opera.

En el vídeo de cabecera se puede observar como el dron no solo mantiene su propio equilibrio sin problemas, sino que es capaz de mantener en posición vertical un péndulo invertido sin grandes dificultades. El tiempo de reacción para poder realizar estos movimiento es de varias miles de correcciones por segundo.

© Copyright – One Air Pictures